La MATRIZ

27.6.14


video

video
El profeta...

Solo se quedaba ahi, silencioso, callado...como si se hubiera extraviado para siempre… en ese ratito en que su mirada parecía perderse para siempre en el horizonte...y dejaba momentáneamente de ser… confundiendose con los alrededores. Hasta adquiria las tonalidades de su entorno. Parecia desvanecerse en el aire cuando inclinaba ligeramente la cabeza en dirección de su mirada. La que mas bien parecía ausentarse por completo de la realidad cotidiana. Yo lo sentía. Se le había enraizado el silencio hasta los tuétanos. Era el vivo mas muerto que conocia, o podría decirse también, el muerto mas vivo que jamas había visto. Era definitivamente un profeta de la vida. Y me hablaba a mi a través de su silencio. Y yo estupefacto, entendia todo, como si fuera mi idioma habitual.

EL LIBRO DE PANFREDO- en decondicionado

PANFREDO Y LA MECA